El medioambiente en el punto de mira

Desde coches hasta el aislamiento de las casas, los plásticos sustituyen a los materiales menos cómodos, más seguros y con menor impacto ambiental en su fabricación y durante su uso. Para la producción de estos materiales poliméricos se necesitan muchas materias primas y energía, como gas, electricidad y petróleo. Por lo tanto, Covestro cree que tiene la responsabilidad de interactuar cuidadosamente con los recursos.

También queremos liderar la reducción de nuestro impacto en el medioambiente. Esto se demuestra, por ejemplo, en el uso responsable del agua, la energía y la gestión de las emisiones, así como en el uso de recursos alternativos.

Nuestras medidas para un proceso de producción más sostenible

Energía y emisiones

Nuestros procesos requieren mucha energía. Por ello, la industria química está haciendo esfuerzos para optimizar su eficiencia y minimizar el impacto medioambiental de sus procesos de producción. Covestro ha asumido un papel de liderazgo y ha desarrollado un sistema que permite medir y gestionar individualmente el consumo energético de las plantas. De este modo, podemos asegurarnos de que se consume la menor cantidad de energía posible. Con el sistema "STRUCTese™", hemos conseguido reducir una media del 10% de consumo de energía en cada centro de producción desde que se introdujo en 2008.

Lo especial del sistema, entre otras cosas, es que el consumo de energía de cada planta individual se registra continuamente y se compara con un valor óptimo calculado. Además, equipos de expertos comprueban la eficiencia energética de las plantas, determinan potenciales de mejora y crean planes de acción.

STRUCTese™ se utiliza ahora en 58 plantas de Europa, Asia y América. En conjunto, ha permitido a Covestro emitir unas 600.000 toneladas menos de gases de efecto invernadero al año y consumir aproximadamente 1,83 teravatios hora menos de energía primaria. Esto supone una cantidad de electricidad equivalente a la producida por unas 400.000 turbinas eólicas al año. En la planta de MDI de Tarragona, dicha tecnología permite un ahorro de 3200 MWh/año. 

Sobre la base de 2005, Covestro ha logrado su objetivo de reducir a la mitad las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero por tonelada métrica de producto antes de 2025, año marcado para tal fin. Además, para 2030 también queremos reducir a la mitad el consumo específico de energía de nuestras instalaciones de producción en comparación con el mismo año base. Duplicar nuestra eficiencia energética de este modo será una palanca importante para reducir las emisiones específicas de gases de efecto invernadero.

Las innovaciones en los procesos también contribuyen a ello: por ejemplo, hemos desarrollado un proceso para fabricar cloro utilizando la llamada tecnología del cátodo despolarizado con oxígeno. Esto supone un 25% menos de consumo de energía en la fabricación de cloro respecto a la mejor tecnología del mercado. La primera planta de producción de cloro del mundo a escala industrial a partir del cátodo despolarizado con oxígeno se pondrá en marcha en Tarragona a lo largo de 2022.

Mejora de la eficiencia energética de la planta MDI de Tarragona

Con el objetivo de reducir el consumo energético, se ha realizado la modificación del sistema de refrigeración actual de evaporador-economizador de NH3 de la planta de MDI de Tarragona por un sistema de refrigeración de absorción BrLi, más eficiente energéticamente.

El proyecto ha permitido conseguir un ahorro de energía eléctrica de 1.320,78MWh/año. Éste ha sido subvencionado por el Programa de ayudas IDAE para PYME y gran empresa del Sector Industrial, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) con cargo al Fondo Nacional de Eficiencia Energética. La inversión total ha sido de 377.049€ y el importe de la ayuda de 77.060,58€.

Mejora de la eficiencia energética de la planta CO de Tarragona

Con el objeto de reducir el consumo energético de los ciclos de regeneración y refrigeración de los secadores de la planta CO de Tarragona, el proyecto ha consistido en la optimización de los dos ciclos, con solo un 25% del caudal total de CO producido. Así, se ha logrado un ahorro de energía térmica de 126,28 tep/año.

Este proyecto ha sido subvencionado por parte del Programa de ayudas IDAE para PYME y gran empresa del Sector Industrial, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) con cargo al Fondo Nacional de Eficiencia Energética. La inversión total ha sido de 302.882,20 € y el importe de la ayuda de 90.864,66 €. 

Proyectos financiados por:


Tratamiento de aguas

Covestro se esfuerza por reprocesar el agua y utilizarla varias veces. Esto es precisamente lo que ocurre actualmente en 15 centros de producción, por ejemplo mediante circuitos cerrados de agua de refrigeración, la reutilización de aguas residuales tratadas o la reintroducción de condensados de vapor como agua de proceso. En 2017, 3,7 millones de metros cúbicos de agua pudieron reutilizarse de este modo.

Conscientes de la progresiva escasez del agua como bien esencial, Covestro promueve el aprovechamiento de este recurso de forma circular. En este sentido, la planta de Tarragona hace uso de agua de lluvia, previamente recogida en una balsa especial de seguridad, para el circuito propio de refrigeración, ayudando así a reducir el consumo de agua. En este sentido, se estima que la disminución del gasto hídrico es de 50.000 m3 al año; el equivalente al consumo anual de unas 300 viviendas.

Asimismo, también se reaprovecha el agua residual de los municipios vecinos y que previamente se ha sometido a tratamiento para los procesos de la industria química. Aproximadamente, un 10% del consumo total de agua del Parque Industrial de Covestro en Tarragona se regenera.

Materias alternativas

Los recursos fósiles son cada vez más escasos y su procesamiento para la fabricación de productos químicos puede requerir mucha energía. Por eso queremos aprovechar cada vez más las materias primas alternativas. Ya lo hemos conseguido en varias partes de nuestro proceso de producción, y trabajamos continuamente en otros proyectos. El objetivo a largo plazo: excluir por completo el uso de recursos fósiles siempre que sea posible.

Covestro ya está ampliando continuamente su cartera de productos neutros para el clima. La gran demanda de soluciones sostenibles crece además debido a las tendencias mundiales. La urbanización, por ejemplo, aumenta el interés por la construcción de nuevos edificios energéticamente eficientes y la renovación de los antiguos. En todo el mundo se utilizan grandes cantidades de MDI como materia prima para fabricar espuma rígida de poliuretano (PU), un material aislante muy eficaz para edificios y frigoríficos. Ahora Covestro ha añadido a su cartera de productos un MDI neutro para el clima. Se podrían ahorrar 40 millones de toneladas métricas de CO2 equivalente con el uso de aislantes de PU. Los nuevos tipos de MDI son neutros para el clima gracias al uso de precursores procedentes de residuos orgánicos y materiales residuales con certificación ISCC PLUS.

Otro ejemplo innovador de productos sostenibles es el primer policarbonato climáticamente neutro de Covestro, fabricado con materias primas procedentes de residuos orgánicos equilibrados en masa y materiales residuales, así como con energía renovable. Con la creciente tendencia a la electromovilidad y el impulso normativo a los vehículos eléctricos, los sistemas de recarga también deben crecer continuamente. El uso del policarbonato climáticamente neutro puede permitir un ahorro de hasta 450 kilotoneladas de CO2 equivalente para 2030.

Covestro también ha realizado avances sustanciales en el uso de materias primas de origen vegetal para la producción de poliuretanos. Esto tiene el potencial de disminuir la dependencia de los recursos fósiles y mejorar la huella de CO₂ del material. En la actualidad, cuenta con un portfolio de productos para recubrimientos y adhesivos con hasta un 70% de carbono procedente de biomasa. Este tipo de materias se destinan a industrias como la construcción, la automoción y el mueble, entre otros.

También pudimos producir cantidades a escala de laboratorio del importante producto químico básico anilina completamente a partir de biomasa. Hasta la fecha, la anilina se ha fabricado en todo el mundo únicamente a partir de recursos fósiles como el petróleo. Nuestros próximos pasos en la investigación tienen como objetivo ampliar la producción de anilina de origen biológico y, en última instancia, permitir la producción a escala industrial. La anilina se utiliza en la industria química como materia prima para numerosos productos y en Covestro para fabricar un precursor de la espuma aislante de poliuretano.

Recommended for you

  • Download

    Policies

    Our six essential principles guide how we think and act – and can be read in our Policy Booklet.

    Read more
  • Sustainability

    Cleaner production

    Our understanding of sustainability doesn‘t end at the factory gates

  • Sustainability

    Safety

    Our principles comprise all areas, from employees and production to transport.

  • Sustainability

    Product Responsibility

    Covestro has a duty of care to minimize health, safety and environmental risks of each product over its entire lifespan.

  • Sustainability

    Supply chain

    We also ensure that environmental, social and ethical standards are adhered to by our suppliers.

  • Sustainability

    Social Engagement

    We stand up for causes in various areas with projects, donations and our voluntary commitments.

Get in touch with us!

Contact form image Zoe

How would you describe yourself?

Compare